lunes, 1 de julio de 2013

Desenchufado III

Definitivamente, nunca más fluirá el alimento por sus intestinos.




DSLR, 17-50 mm. f2,8 a f10 - 0,8s. ISO 200 - 0,33 EV



(Si quieres ver la imagen a pantalla completa, haz click en ella y pulsa F11)

38 comentarios:

  1. Una gran foto, como toda la serie Emiliano, para recrearse en cada textura y en cada tono.
    Me gusta mucho
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángel, me alegra de que te esté gustando esta serie.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Buena serie la de estas maquinarias en deshuso. Me gusta el trabajo que has hecho en la edición. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinceramente, en algunos casos, me ha dado bastante trabajo, sí.
      Un abrazo, Rubens.

      Eliminar
  3. Francamente no conozco este aparato, pero toda la serie me parece muy interesante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco sé exactamente que aparato es, pero forma parte de un viejo molino harinero.
      Un abrazo, Anaximandro.

      Eliminar
  4. Enchufado a tu cámara... y a la máquina del tiempo. ¡Ya habrás adivinado que gusta ser abogada de causas perdidas ;-)!

    Un abrazo, Emiliano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reconozco que muchas causas se dan por pérdidas antes de tiempo, y por lo tanto, no son tales.
      Está bien que alguien se ocupe de ponerse de su parte.
      Un abrazo, Nuria.

      Eliminar
  5. ¿Dónde encontraste estas reliquias?...Ni siquiera sé lo que es (Venga, enchufate de nuevo...jeje!)
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este vetusto edificio que contiene las instalaciones del molino, junto con toda la maquinaría, podría convertirse en un pequeño museo. Pero habría que enchufarlo, claro ;-)
      Un abrazo, Pat.

      Eliminar
  6. Welcome. Interesting post. Have a nice day. :)

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón por eliminar tu comentario, ha sido un error involuntario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Buena toda esta serie sobre estos artilugios que en su día fueron de una gran utilidad.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por dejar tus impresiones Jesús.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. buena serie, me gusta como las has encuadrado y editado
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho Toni. Busqué un encuadre bajo para ponerme a su altura.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Espléndida la serie!
    Sacarás a toda la fabrica...:)
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste, Balamgo.
      No quiero ser pesado y aunque tengo un buen numero de imágenes, creo que solo os castigaré con una más, ... por el momento, jejeje.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Fantastica serie de maquinaria preistorica, los encuadres y ediciones de lujo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una gran satisfacción que te guste, José Mª.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Hicieron bien su trabajo. Y ahora a descansar.
    Buena serie. Cargada de nostalgia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El lugar en cuestión da para mucho.
      Pasé un rato en su interior, sin tocar absolutamente nada, y con unas extrañas sensaciones como de estar profanando algo. Algo que bien merece otro destino distinto del que se adivina.
      Un abrazo, Alfredo.

      Eliminar
  13. Esta máquina me ha dejado intrigado; no sólo por no saber qué es, sino por esa especie de tela que cae como el velo olvidado de una novia. Así aporta cierta melancolía a una imagen que por sí sola carecía de ella. Un abrazo y enhorabuena por esta interesante serie, Emiliano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese "velo" fué lo que más llamó mi atención, Carlos.
      ¡Que bien lo has descrito!
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Estas máquinas son ahora artilugios de la imaginación: ¿no oyes el runrún de nuevo?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡ Qué oido tienes, XuanRata !!! Pero ahora que afino el mío, también yo puedo oirlo.
      Gracias por tu aportación.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Una foto muy buena, junto con la serie que nos
    estas presentando; fotos de merito, y que las
    podríamos clasificar como de arqueología moderna,
    dentro del apartadode industria.

    Un saludo, Ángel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por volver, Ángel y disculpa.
      Me alegra que te guste esta serie.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  16. ¡A la de uno, a la de dos y a la de tres! ... ¡Desenchufado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte y comentar.
      Me gustaría saber quien eres.
      Un saludo.

      Eliminar
  17. Definitivamente las nuevas tecnologías van acabando con aquello que nos hizo felices en otro tiempo y de lo que nos vamos desprendiendo sin mucho cuidado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Luis, pero el poso de nostalgia que nos aporta, los hará permanecer mucho más tiempo con nosotros.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Una imagen que dice como un texto.
    Me encantó.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido, Humberto.
      Me alegro de que te encante esta iamgen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. No tengo ni idea que máquina puede ser esa...pero mola mucho la toma.
    Vaya lugar amigo...entrar de noche en este sitio, tiene que ser la bomba...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Para entrar de noche habría que tener mucho valor. Soportar el aleteo de las aves que pernoctan en su interior, las sombras que serán extrañamente tenebrosas y el crugir del suelo de madera, ... no quiero ni pensarlo :-0
    Un abrazo, Juan Víctor.

    ResponderEliminar

SE CRÍTICO CUANDO COMENTES Y RESPETUOSO SIEMPRE.